El TeleMarketing para ONG ¿Está muerto?

El telemarketing para ONG y la captación de fondos por teléfono ¿Ya no funcionan? Antes de hacer spoiler, voy a exponer una serie de argumentos contra el uso del teléfono en las estrategias de fundraising. Pero también, presentaré una serie de razones, basadas en mi experiencia profesional, que avalan el uso de este canal de comunicación para que las ONG del tercer sector puedan seguir captando socios que apoyen su causa social.

El telemarketing es una técnica de captación de fondos obsoleta ¿De verdad?

Según una serie de razones que voy a exponer a continuación, todo parece indicar que el teléfono cada vez más resulta un canal de comunicación poco útil para que las ONGs puedan captar fondos, socios y recursos.

Razón 1: Numerosos estudios de compañías telefónicas muestran que las personas cada vez hablan menos por teléfono y se comunican más mediante los chats o los mensajes de voz de WhatsApp. Hablar por teléfono se está volviendo una práctica cada vez menos habitual.

Razón 2: Las nuevas leyes de protección de datos defienden la privacidad de los usuarios. Acceder a bases de datos (que antes se podían comprar) resulta cada vez más difícil o incluso ilegal. Además las listas frías nunca han funcionado bien ¿O si?

Razón 3: Vivimos en una sociedad sobresaturada de información y estímulos constantes. Captar la atención del usuario cada vez resulta más complejo. Cada día nos bombardean mediante campañas publicitarias que vemos en anuncios de televisión, publicidad en redes sociales, emails de empresas que se cuelan en nuestra bandeja de entrada de nuestro correo electrónico y, por supuesto, llamadas telefónicas. Las personas ya están hartas que les llamen por teléfono con fines comerciales o publicitarios.

Si todas estas razones son ciertas, y sobre todo si trabajamos como consultores sociales ¿Por qué deberíamos seguir aconsejando el telemarketing para ONG?

El teléfono es un canal de comunicación que… ¡Funciona!

Según mi experiencia como consultor de organizaciones sociales en campañas de fundraising, la clave reside en utilizar el teléfono como parte de una estrategia de captación de fondos integral.

«El Telemarketing para ONG debe considerarse como una pieza más del engranaje. La clave reside en utilizar el teléfono como parte de una estrategia de captación de fondos integral. «

El teléfono, junto al Email Marketing, es el mejor canal de comunicación para ‘cerrar un socio’. Entendemos ‘cerrar’ como la etapa final en la que una persona, tras haber recibido reiteradas comunicaciones de una ONG, está preparada para hacer una donación o ser socio de esta entidad social. En ese momento es cuando intentamos convertir de seguidor a socio de nuestra ONG y el teléfono se presenta como nuestra mejor herramienta para conseguirlo.

Hay varias formas de saber cuando una persona está lista y preparada para hacer una donación a una ONG, pero este tema daría para escribir otro artículo.

Cualquier estrategia que contemple la conversión de leads, debe incluir el teléfono en su planificación.

Además, el teléfono se puede integrar con facilidad en otros tipos de campañas: campañas estacionales, estrategias de legados solidarios, venta de productos solidarios, etc. Y, por supuesto, forma parte del área de fidelización cuando se consigue un socio nuevo, a través de la llamada  de bienvenida, llamadas de agradecimiento o la comprobación de los datos personales.

El futuro del telemarketing para ONG es integrarlo en una estrategia integral. 

Creo que el teléfono seguirá siendo un canal de comunicación muy necesario en el futuro del fundraising para las organizaciones del tercer sector. No obstante, no hay que verlo como una herramienta independiente y aislada del resto de estrategias, tácticas y metodologías que utilizamos para captar fondos.

El telemarketing para ONG es parte de un proceso de la estrategia de fundraising digital que hemos planificado en nuestro plan anual de captación de fondos.  Además, es aconsejable que el equipo de personas que trabajan en el área de telemarketing tenga una comunicación e interacción constante con el área de administración. Muchas tareas que realizan los teleoperadores y telemarketers son de naturaleza administrativa. También de fidelización del socio donante de nuestra ONG: cambios de número de cuenta, tramitación de incidencias a la hora del cobro, gestión de bajas, campanas de recuperación de ex donantes, etc.

Dicho esto, el telemarketing para ONG no está muerto, está más vivo que nunca. La pregunta clave sería la siguiente: ¿Es mejor tener un equipo propio o externalizar el área de telemarketing de una ONG? ¿Qué opinas?

 

Soy Jose, de La Escuelita de ONG, cualquier duda o consulta deja tus comentarios en este mismo Post o envía un mensaje mediante el formulario de contacto. ¡Saludos!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies