Durante los meses que ha durado el confinamiento se ha evidenciado una realidad que aún muchos expertos negaban en admitir: el teletrabajo es posible y se puede aplicar desde ‘hoy mismo’ en muchas entidades sociales.

Durante la crisis sanitaria del coronavirus, nos vimos obligados a adaptarnos a una nueva forma de trabajar: el teletrabajo. Lo que antes parecía una opción lejana o reservada para ciertos sectores, se convirtió en la norma para una gran cantidad de trabajadores.

Incluso en el ámbito de las entidades sociales, donde la presencia física y el contacto directo con las personas era fundamental, el teletrabajo demostró ser una alternativa viable.

La transformación digital en las entidades sociales

La crisis sanitaria nos obligó a replantearnos la forma en la que llevamos a cabo nuestras labores diarias. La digitalización se convirtió en una herramienta indispensable para seguir adelante con nuestros proyectos y programas sociales.

A pesar de las limitaciones y los retos que supuso este cambio repentino, también nos brindó la oportunidad de modernizar nuestras prácticas y adaptarnos a las nuevas realidades.

El teletrabajo no solo nos permitió continuar con nuestras tareas, sino que también nos abrió la puerta a una mayor flexibilidad y eficiencia en nuestro trabajo. La posibilidad de realizar reuniones virtuales, acceder a documentos compartidos en la nube y gestionar proyectos de forma remota se convirtió en una realidad palpable.

El curso «Transformación Digital en Entidades Sociales»: una guía para el cambio

Ante esta nueva realidad, surge la necesidad de abrazar la transformación digital en las entidades sociales. El curso «Transformación Digital en Entidades Sociales» se presenta como una herramienta fundamental para guiar a las organizaciones en este proceso de cambio. Desde la implementación de herramientas digitales hasta la adopción de un modelo de trabajo mixto, este curso ofrece las claves para adaptarse a la era digital.

La digitalización no solo implica la adquisición de nuevas tecnologías, sino también un cambio de mentalidad y una redefinición de los procesos de trabajo. La gestión del personal, la comunicación interna y externa, y la adaptación de las políticas laborales son aspectos clave que deben ser considerados en este proceso de transformación.

En definitiva, la crisis sanitaria nos ha mostrado que el teletrabajo es posible y que la transformación digital en las entidades sociales es una oportunidad para mejorar nuestras prácticas y alcanzar un mayor impacto en la sociedad. Es momento de abrazar el cambio y apostar por un futuro más digital y colaborativo en el ámbito social. ¡El momento de la transformación digital ha llegado!

Si te interesa mejorar la comunicación de tu ONG, la captación de fondos y sus técnicas de fundraising o quieres profesionalizar la forma de trabajar de tu organización, ahora, puedes acceder a todos los cursos de La Escuelita de ONG y empezar por la formación que más te interese. Empieza ahora: inscripciones abiertas.