Todo el mundo está luchando para llamar tu atención en Redes Sociales e Internet, las ONG, también.

La idea de sumar esfuerzos en lugar de dividirlos nunca ha sido tan importante para las entidades sociales, fundaciones y organizaciones sociales del Tercer Sector.

Antes de lanzarte a la aventura de crear una nueva ONG, considera el poder de unirte a una ya existente. ¿Por qué reinventar la rueda cuando puedes contribuir a una maquinaria que ya está en movimiento?

En este artículo, exploraremos tres razones clave por las cuales unirte a una ONG establecida no solo maximiza tus recursos y el impacto de tus esfuerzos, sino que también te enriquece con experiencias y conocimientos invaluables.

Juntos, podemos lograr más.

Crear una ONG desde cero ¿Para qué?

Entiendo que las personas quieran montar empresas, aunque ya existan empresas similares, porque tienen un objetivo: ganar dinero. Cuanto más, mejor.

Pero, ¿para qué quieres crear otra ONG si ya existen muchas que se dedican a lo mismo?

Cuando decides unirte a una ONG ya establecida, entras a formar parte de una maquinaria en funcionamiento con recursos y sistemas probados. Esto significa que no tienes que empezar de cero con la recaudación de fondos, la creación de infraestructuras, o el establecimiento de redes de contactos; todo esto ya está en su lugar y funcionando.

Así, puedes concentrarte en lo que realmente importa: la causa social.

Evitar la duplicidad de esfuerzos no solo es una cuestión de eficiencia sino también de responsabilidad. Al optimizar el uso de los recursos disponibles, aseguras que cada donación realizada por los colaboradores tenga el mayor impacto posible.

Además, trabajar en conjunto puede abrir puertas a nuevas fuentes de financiamiento colectivo y colaboraciones que, de otro modo, podrían no ser accesibles.

Aprovecha el conocimiento y experiencia de otras ONG

Las ONG que llevan tiempo operando poseen un tesoro de conocimientos y experiencias. Han navegado por desafíos legales, operativos y sociales que tú podrías enfrentar como recién llegado.

Al integrarte a una organización con trayectoria, puedes beneficiarte de mentorías, capacitaciones y la oportunidad de aprender de los errores y aciertos pasados.

Esta transferencia de conocimiento es invaluable y puede acelerar tu capacidad para efectuar cambios significativos.

Además, estar rodeado de individuos que comparten tus pasiones pero que también pueden ofrecerte perspectivas diferentes es una forma enriquecedora de crecer personal y profesionalmente.

Fortalecer el Tercer Sector aún más

En un mundo ideal, las ONG no competirían entre sí, sino que trabajarían juntas hacia objetivos comunes.

Al unirte a una organización existente, contribuyes a esta unidad de propósito.

La cooperación permite abordar problemas complejos desde múltiples ángulos y con un conjunto diverso de habilidades y experiencias. Este enfoque colectivo no solo hace que sea más probable alcanzar objetivos ambiciosos, sino que también envía un mensaje poderoso a la comunidad y a los posibles donantes: juntos somos más fuertes. La unión de esfuerzos puede traducirse en campañas más efectivas, una mayor influencia en la política pública y una capacidad superior para inspirar a otros a sumarse a la causa.

Razones para NO crear una ONG desde cero

A través de la maximización de recursos, el aprovechamiento del conocimiento especializado y el fortalecimiento del impacto colectivo, podemos acelerar el camino hacia el cambio que deseamos ver en el mundo.

En lugar de diluir esfuerzos creando nuevas entidades desde cero, la colaboración nos permite construir sobre cimientos sólidos, amplificando nuestro impacto y llevando nuestra causa a nuevos horizontes.