¿Cómo puede una ONG escalar su impacto?

Imagina que una ONG tiene un objetivo tan noble como construir una escuela en una comunidad. Para lograrlo, hay que pensar en grande, pero también en fases. Aquí es donde entran los horizontes de crecimiento, un modelo que divide el proceso en tres etapas clave.

Primeros Pasos: Horizonte 1 (0-1 años)

En el primer horizonte, nos centramos en la planificación y arranque.

Para nuestra ONG, esto significa identificar la comunidad, los recursos necesarios y las alianzas clave. Es la etapa de sembrar la semilla: conseguir financiamiento inicial, diseñar el proyecto de la escuela y empezar a mover los hilos en la comunidad. Aquí, las acciones son directas y el impacto es inmediato, aunque a pequeña escala.

Hemos puesto la primera piedra, pero ¿cómo garantizamos que la estructura que soñamos se convierta en una realidad educativa de primer nivel? ¿Cómo nos aseguramos de que la comunidad se involucre activamente en este proyecto desde el día uno?

Construyendo el Futuro: Horizonte 2 (1-3 años)

El segundo horizonte es el del crecimiento y desarrollo.

Nuestra ONG ya ha iniciado la construcción de la escuela. Ahora es momento de pensar en la calidad educativa, en los programas de capacitación para profesores y en involucrar a los padres de familia. Es una etapa de consolidación donde los resultados comienzan a ser más visibles y a mediano plazo.

La construcción avanza, pero, ¿cómo mantenemos la motivación de todos los agentes involucrados? ¿Cómo nos adaptamos a los desafíos que surgen en el camino?

Visión a Largo Plazo: Horizonte 3 (+3 años)

Finalmente, el tercer horizonte mira hacia el futuro sostenible.

Para nuestra ONG, significa asegurar que la escuela no solo esté construida y funcionando sino que se convierta en un referente de educación de calidad. Involucra la búsqueda de financiación a largo plazo, programas de becas y la creación de una comunidad educativa sólida y autónoma.

Con la escuela ya en funcionamiento, ¿cuáles son los siguientes pasos para que siga creciendo en calidad y en influencia? ¿Cómo podemos replicar este modelo en otras comunidades?

Construyendo educación, construyendo futuro

Una ONG puede escalar su impacto a través de los tres horizontes de crecimiento, comenzando con la planificación detallada y captación de recursos, pasando por la construcción y desarrollo del proyecto educativo, hasta alcanzar la consolidación y sostenibilidad del mismo. Siguiendo este modelo, la construcción de una escuela en una comunidad puede pasar de ser un sueño a una realidad palpable y duradera.

Si te interesa mejorar la comunicación de tu ONG, la captación de fondos y sus técnicas de fundraising o quieres profesionalizar la forma de trabajar de tu organización, ahora, puedes acceder a todos los cursos de La Escuelita de ONG y empezar por la formación que más te interese. Empieza ahora: inscripciones abiertas.